Aristóteles

La historia cuenta lo que sucedió; la poesía lo que debía suceder